Hazlo fácil.

Se nos olvida una y otra vez que los primeros del pódium tenemos que ser nosotros mismos. 

pexels-photo-594452

Y no estoy diciendo ninguna barbaridad: si tú no estás bien contigo mismo, nada de tu entorno terminará de encajarte del todo. Y tu cara de vinagre no es seductora, ya te aviso. Ni tu humor de perros cuando vas minado de estrés. Ni tu falta de apetito. Ni la ansiedad. Ni esa agenda que echa humo de tanta actividad que me llevas encima.

 

Parar.

Aunque sólo sea de vez en cuando.

Y simplificar. 

Esto siempre.

 

Leí hace un tiempo que la felicidad no está reñida con el éxito. Y es verdad:

 

de hecho, el éxito es la felicidad.

La creatividad no tiene fronteras.

Ninguna.

Te lo prometo.

 

Si quieres que hablemos de esta nueva forma de entender la comunicación, estaré encantada de escucharte. Y podemos empezar ya y desde aquí. 

pexels-photo-206784

 

Anuncios